Facebook Twitter Google +1     Admin

LA PALABRA. EL SIGNIFICADO

20081111215750--mg-8880-blog.jpg

 

ESQUEMA

- Tipos de significado:

                - Léxico.

                - Gramatical.

                - Ocasional.

- Significado léxico:

                - Campos semántico.

- Significado y nombre propio.

- Denotación y connotación.

 

IDEAS PREVIAS

1.- ¿Cómo distinguirías el significado de un verbo del de una preposición?

2.- ¿Puedes enumerar varias palabras que tengan un significado parecido a “felicidad”?

1.- LA PALABRA: EL SIGNIFICADO

                Las palabras son signos; como tales, tienen una parte material, perceptible por los sentidos, que llamamos significante. Cuando leemos u oímos una palabra percibimos su significante mediante los sentidos de la vista y del oído respectivamente.

                Además, como todo signo, las palabras poseen también un significado, un concepto, de modo que cuando leemos u oímos una de ellas, ese concepto se reproduce en nuestra mente. De la misma forma, cuando hablamos o escribimos, representamos conceptos que llegarán a la mente de nuestros lectores u oyentes. Llamamos significado a esos conceptos evocados por las palabras.

1.- TIPOS DE SIGNIFICADO

                La ciencia que estudia el significado se llama semántica. La semántica distingue tres tipos de significado en las palabras:

Significado léxico

                Es el que poseen las palabras que evocan en nuestra mente conceptos como seres, objetos (los sustantivos); cualidades (los adjetivos); acciones, procesos o estados (los verbos); circunstancias (los adverbios). Fundamentalmente se da en estas cuatro clases de palabras, caracterizadas por ser listas abiertas, es decir, grupos de palabras muy amplias que el hablante no conoce de memoria.

                El sustantivo “mujer” evoca en nuestra mente la idea de un ser humano con determinadas características.

                El adjetivo “valiente” trae a nuestra mente el concepto de una cualidad atribuible a determinados seres.

                El verbo “comer” se refiere a una acción que pueden llevar a cabo los seres vivos.

                El adverbio “así” indica la circunstancia concreta de una acción.

Significado gramatical

                Es el que poseen las palabras y morfemas que precisan e indican relaciones entre otras palabras. Es el objeto de estudio de la gramática (morfología y sintaxis).

                En el sustantivo perr-o-s, los morfemas o y s evocan en nuestra mente el masculino y plural, respectivamente. Estos contenidos nos sirven para relacionar esta palabra con otras, en la lengua hablada o escrita: con el artículo los, el adjetivo fieros o el verbo muerden, por ejemplo, pero no con el artículo la o el verbo muerde.

                Las palabras y morfemas con significado gramatical son listas cerradas de elementos, es decir, pocas unidades (género: -o, -a, -e, -triz, -dor...; número: -s, -es, -0; persona: primera, segunda, tercera; tiempo, modo, etc.) fácilmente memorizables.

                ¿Qué tipo de significado tienen las preposiciones? El hecho de que formen una lista cerrada y memorizada nos lleva a incluirlas entre las palabras con significado gramatical. Las más usadas como a, de, en, con se emplean muchas veces con la función de puro enlace, sin expresar ningún contenido:

                               ¿Te acuerdas de ella?

                               Vamos a ver qué sucede.

                               Insistió en ello todo el día

                               Cuenta con mi apoyo

                Sin embargo, estas preposiciones pueden cumplir su función sintáctica de enlace indicando a la vez un contenido gramatical:

                               Vivo en Salamanca (lugar)

                               Vamos a la costa (destino)

                               Vengo de trabajar (procedencia)

                               Pesco con anzuelo (instrumento)

Significado ocasional

                El tercer tipo de significado que podemos encontrar en las palabras de una lengua es el significado ocasional. Se da en aquellas palabras que necesitan de otra palabra en el discurso oral o escrito, para “llenarse” semánticamente: hacen referencia a otras palabras que a su vez tienen significado léxico.

                Por ejemplo, no tiene sentido preguntarse qué significa lo en déjalo, a menos que situemos esta oración en un contexto lingüístico:

                - ¿Qué hago con el libro? - Déjalo.

2.- SIGNIFICADO LÉXICO: LOS CAMPOS SEMÁNTICOS

                Las palabras con significado gramatical y ocasional están perfectamente estructuradas en las lenguas; así, encontramos por ejemplo pronombres de 1ª, 2ª y 3ª persona, en singular y plural, con género masculino o femenino, etc.

                Con estos criterios (persona, número, género...) se hacen cuadros que reflejan perfectamente las relaciones entre las formas.

                Sin embargo, cuando intentamos organizar y estructurar las palabras con significado léxico surgen problemas: no es tan fácil establecer las relaciones entre dos verbos como sorprender y asustar, por ejemplo, o entre dos adjetivos como cálido y tibio.

                El intento más logrado de estructurar las palabras con significado léxico es la teoría de los campos semánticos.

Campo semántico

                Es un grupo de palabras con un significado en parte común y en parte diferente. Para que exista el campo es necesaria la base de significado común.

                ¿Cómo se construye un campo semántico? Ante todo necesitamos la ayuda de un diccionario; leyendo sus definiciones podemos reunir un grupo de palabras que tengan una parte de significado semejante. A partir de ahí, y basándonos siempre en las definiciones, iremos estableciendo los rasgos que diferencian el significado de una palabra del de las otras.

                Vamos a estudiar el campo semántico de ver. Para ello anotamos primero todas las palabras que conozcamos cuyo significado esté relacionado con ver: mirar, observar, ojear; para buscar más debemos acudir a un diccionario; los diccionarios de sinónimos nos pueden ser útiles, pues agrupan las palabras de significado parecido. Un diccionario básico para establecer campos semánticos es el Diccionario Ideológico de la lengua española, de Julio Casares: la primera parte de este diccionario ordena todo el vocabulario del español en campos ideológicos que son agrupaciones de palabras relacionadas entre sí; en estos campos podemos buscar los términos que necesitamos.

                Añadimos a los tres anteriores: bizcar, otear, aojar, atisbar, fisgar, catar, lincear, remirar; una vez que tenemos esta lista de palabras, buscamos sus definiciones en un diccionario alfabético normal:

                - Ver: percibir por los ojos la forma y color de los objetos.

                - Mirar: fijar deliberadamente la vista en un objeto.

                - Bizcar: torcer los ojos al mirar.

                - Otear: mirar desde lugar alto lo que está abajo.

                - Ojear: dirigir los ojos o mirar a determinada parte.

                - Aojar: ojear la caza.

                - Atisbar: mirar, acechar, recatadamente.

                - Fisgar: atisbar para ver lo que pasa en la casa del vecino.

                - Catar: mirar (antiguo).

                - Lincear: descubrir o ver lo que difícilmente se distingue.

                - Remirar 1: volver a mirar una cosa.

                - Remirar 2: mirar una cosa complaciéndose en ella.

                - Observar: mirar y examinar atentamente.

                A partir de estas definiciones podemos establecer los rasgos de significado mínimo o semas que aparecen en el campo:

                - S1: percibir por los ojos la forma y color de los objetos.

                - S2: fijándose en un objeto deliberadamente.

                - S3: torciendo los ojos.

                - S4: desde lo alto lo que está abajo.

                - S5: la caza.

                - S6: con recato.

                - S7: para ver lo que pasa en casa del vecino.

                - S8: lo que difícilmente se distingue.

                - S9: de nuevo.

                - S10: con complacencia.

                - S11: con atención.

                - S12: antiguamente.

                Una vez hecho esto, podemos estructurar el campo semántico:

 

S1

S2

S3

S4

S5

S6

S7

S8

S9

S10

S11

S12

Ver

+

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mirar

+

+

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bizcar

+

+

+

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otear

+

+

 

+

 

 

 

 

 

 

 

 

Ojear

+

+

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aojar

+

+

 

 

+

 

 

 

 

 

 

 

Atisbar

+

+

 

 

 

+

 

 

 

 

 

 

Fisgar

+

+

 

 

 

+

+

 

 

 

 

 

Catar

+

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

+

Lincear

+

 

 

 

 

 

 

+

 

 

 

 

Remirar 1

+

+

 

 

 

 

 

 

+

 

 

 

Remirar 2

+

+

 

 

 

 

 

 

 

+

 

 

Observar

+

+

 

 

 

 

 

 

 

 

+

 

 

Nuevos conceptos:

- Archilexema: es el concepto más general del campo semántico; aquel término que puede sustituir a cualquier otro sin especificar; en este campo el archilexema es ver.

- Sema: rasgo de significado mínimo. Sus combinaciones nos dan los distintos significados. Para que haya campo semántico deben existir uno o varios semas comunes a todos los términos del campo. En este caso el S1.

- Lexema: la lista de palabras que, junto con el archilexema, forma el campo semántico.

3.- EL SIGNIFICADO DE LOS NOMBRES PROPIOS

                Hemos hablado de que un signo tiene dos caras, el significante y el significado. Ahora bien, los signos, las palabras de una lengua, por ejemplo, nos sirven para señalar a objetos o aspectos del mundo real, para designar. Esta relación entre el signo y la realidad se representa en el siguiente triángulo:

Significado

                                              

                                                                      Significante                                                       Referente

- Significante: es la parte material del signo, las letras con que se escribe o los sonidos con que se pronuncia.

- Significado: el concepto que el significante reproduce en nuestra mente cuando lo leemos o escuchamos.

- Referente: el objeto de la realidad al que puedo referir con un signo determinado.

                Una palabra nos sirve para designar a distintos objetos de la realidad; así,  con el signo mesa puede referirme a diversas mesas.

                Por otro lado, un único objeto de la realidad puede ser designado con distintos signos: puedo emplear mesa, escritorio, mueble para señalar al mismo objeto.

                Además, hay signos que no tienen un referente en la realidad, aunque sí en la ficción: yo no puedo aplicar los signos sirena (ser mitológico) o unicornio a seres reales, aunque tienen un significado que mis oyentes comprenden.

                De los nombres propios podemos decir que no son signos, pues tienen significante pero no significado. Luis no significa nada, son unos sonidos o letras que yo aplico a uno o a varios seres de la realidad. En este caso le falta un vértice al triángulo:

                                            Significante: Luis

 

Significado: 0                                           Referente: las personas que se llaman así.

 

                Los nombres propios son de dos tipos:

 

- Antropónimos: nombres de persona.

- Topónimos: nombres de lugar.

                El hacho de que los nombres propios no tengan significado no quiere decir que no lo hayan tenido nunca, pues la mayoría procede de nombres comunes, que tenían un significado léxico establecido: Eugenio, Catalina, Irene... fueron originariamente nombres comunes en griego.

                Igual que hay nombres comunes que pasan a propios, hay nombres propios que pasan a comunes, adquiriendo entonces un significado preciso: quijote, tenorio, celestina, lazarillo... son ejemplos claros.

                Muchos antropónimos se eligen actualmente por influjo del cine o la televisión. Esto no es nada nuevo: en el Siglo de Oro las comedias de Lope de Vega ponían de moda los nombres entre la población. La verdad es que el dramaturgo elegía los nombres que mejor le venían para construir sus versos, según l número de sílabas, la rima, etc. Así emplea mucho el nombre Leonor, por las posibilidades de rima que le ofrece con amor y honor.

                Al igual que ocurre con los nombres propios de persona, muchos topónimos fueron inicialmente nombres comunes: León se llama así por la legión romana (Legio Séptima Gémina), allí establecida. Cuando se perdió entre los hablantes la conciencia de este origen, en la Edad Media, se creó el escudo de la ciudad (que está en el escudo de España) con la figura del animal salvaje, que nada tiene que ver con las legiones romanas.

                De la misma forma que ocurre con los nombres propios de persona, los nombres propios de lugar se aplican también a diferentes realidades: en América hay muchas ciudades con nombres idénticos a las ciudades españolas: Cartagena, Toledo, Mérida. Dentro de España hay pueblos con el mismo nombre. Casi todas las ciudades de Inglaterra se repiten en los Estados Unidos.

4.- DENOTACIÓN Y CONNOTACIÓN

                Algunos lingüistas distinguen dos tipos de significado en las palabras: el cognitivo o intelectual y el afectivo o emotivo. Las palabras de la lengua cotidiana, frente a las terminologías, pueden cargarse de asociaciones emocionales o connotaciones.

                Significado denotativo es el significado de una palabra común a todos los hablantes; aquél que aparece en el diccionario y que todos reproducen en su mente al escuchar o leer la palabra.

                Significado connotativo es el contenido que una palabra evoca sólo en un hablante (o en un grupo reducido de hablantes), por razones emotivas o afectivas asociadas al término en cuestión. Si un significado connotativo pasa a ser de dominio general se convierte en denotativo, se recoge en el diccionario como una nueva acepción de la palabra.

                Si buscamos en el diccionario la palabra holgazán encontramos la siguiente definición, que conforma su significado denotativo: aplicase a la persona perezosa que no quiere trabajar.

                Ahora bien, pensemos que, por razones personales, esta palabra evoca individualmente otro significado, asociado a una experiencia o vivencia previa (por ejemplo nos recuerda a una persona concreta a quien llamaban siempre así, nos recuerda a una persona que utilizaba con frecuencia esa palabra, etc.): ése sería su significado connotativo; por esa razón afectiva podríamos preferir holgazán a vago o perezoso, palabras de igual significado denotativo (sinónimos) pueden diferenciarse por sus particulares asociaciones emotivas o evocativas.

ACTIVIDADES

1.- Indica si el significado de las siguientes palabras es léxico, gramatical u ocasional:     aprender             comprar                recuerdo             él            luego

                para                     dulce                     más                       suyo      en

                belleza                 figura                   por                        ahí         tomar

                este                       según                   mi                                     verde

2.- Estructura, con ayuda de un diccionario, los siguientes términos en dos campos semánticos, indicando el archilexema y los rasgos semánticos más importantes de cada campo:

CAMPO SEMÁNTICO

ARCHILEXEMA

RASGOS SEMÁNTICOS

TÉRMINOS

  

 

 

 

Perfume, peste, hedor, aroma, fragancia, olor, cabello, ceja, pelo, cana, pestaña, rizo.

3.- Busca en un diccionario o enciclopédico el origen de los siguientes nombres propios: Catalina, Irene, Eugenio, Alejandro.

4.- Piensa en dos palabras que tengan para ti un significado especial, al margen del significado común a los hablantes. Explica en qué consiste ese significado connotativo y cómo ha llegado a adquirirlo la palabra.

5.- Agrupa las siguientes palabras en campos semánticos, y estructura éstos indicando su archilexema y los rasgos significativos mínimos diferenciadores o semas. Emplea para ello un diccionario.

Encantar, oscurecer, incumplir, faltar, enlutar, hechizar, anochecer, omitir, embrujar, evitar, ensombrecer, hadar, ensalmar, eludir, velar.

 

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comAutor: ss

esta wep esta muy bien

Fecha: 13/12/2008 13:59.


gravatar.comAutor: viviana

lo unico que queria era el significado denotativode la palabra casa!eveces el internet no tiene todas las respuestas!mas cuando necesitas de su ayuda no te pueden ayudar!en mi caso!

Fecha: 19/11/2010 20:33.


gravatar.comAutor: Elsa

Gracias por tu ayuda excelente tu explicación. gracias por ayudar

Fecha: 28/11/2010 08:02.


gravatar.comAutor: ORLEY

EXCELENTE INFORMACIÓN. GRACIAS Y DIOS LE SIGA DANDO SABIDURIA.

Fecha: 26/04/2014 15:14.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Udemy

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris